LA GRAVEDAD DEL DUELO

Moisés Puente, Barcelona


Matta-Clark, Rendez-vous, Sous-sol (DescendingStepsfor Batan), 1977

Solo hay una pequeña parte de la arquitectura que pertenezca al arte: el monumento funerario y el monumento conmemorativo.

Adolf Loos, “Arquitectura”, 1910.

Buena parte del trabajo de Gordon Matta-Clark, y quizá el más conocido, se centra en operaciones de rajado y extracción de partes de edificios. Con ellos, Matta-Clark intentaba escapar de las constricciones de la práctica de la arquitectura convencional—cabe recordar que Matta-Clark estudió Arquitectura en la CornellUniversity—para alcanzar obras de una gran complejidad espacial, pero despreocupadas de las lógicas utilitarias y económicas del mercado inmobiliario. Para ello se valía de edificios que, por encontrarse en zonas de recualificación o transformación urbana, estaban condenados a su demolición, operando así en un vacío temporal y legal de la construcción.
Aunque anteriormente había hecho alguna pequeña obra con cortes, con Spliting (1973) inauguró una serie de cortes analíticos en edificios que, aun conservando las formas originales de estos, los mejoraba mediante la acción de efectuar unos cortes que introducían luz en lugares que nunca la habían visto. Las operaciones altamente coreografiadas de los cortes se registraron en vídeo y en fotografías, los únicos documentos que existen de esas obras efímeras. A la operación de rajado de una casa suburbial de Spliting le siguió la descomposición y extracción de partes de otra casa suburbial BingoxNinth(1973), la apertura de huecos y de un muelle portuario en Day’sEnd (Nueva York, 1975), la perforación a modo de escenario callejero de ConicalIntersect (París, 1975) hasta el arabesco panorámico transitable de Office Baroque (Amberes, 1977). Todas las obras suponían acciones violentas contra la estructura, pero dicha violencia en la ejecución daba paso a percepción de visiones y profundidades ocultas de espacios antes inaccesibles, creando vacíos metafóricos cuyo valor ya no residía en el posible uso del edificio.

Paralelamente a estos cortes y extracciones en edificios, en 1973 llevó a cabo Reality Properties: Fake Estates, pieza que consistió en comprar quince solares en el distrito de Queens en una subasta organizada por el Ayuntamiento de Nueva York. Todos esos solares estaban calificados como “inaccesibles”, propiedades sobrantes del trazado de parcelación de algún arquitecto: bordillos, cunetas o terrenos sin acceso dentro de las manzanas edificadas. Si en las primeras obras la crítica a la propiedad venía dada por los vacíos legales que dejaban las situaciones de transformación urbana que le permitieron llevar a cabo intervenciones furtivas en edificios ajenos carentes de uso, con la compra de los solares de Reality Properties: Fake Estates señalaba la presencia espacios invisibles, que no podían ocuparse, aceptando así la extrañeza de los lindes de unas propiedades determinadas por la carencia de su factor de uso.

En un vuelta de tuerca más en la indagación de las dinámicas de propiedad inmobiliaria, en los últimos años de su vidaMatta-Clark se interesó en el subsuelo, aquello que se encuentra debajo de la ciudad y constituye su soporte, sus cimientos, y también un lugar de indeterminación de los límites de la propiedad, una zona de misterio dentro de las lógicas del mercado inmobiliario, un lugar hermético de la ciudad. Mientras que en el vídeo Substrait: UndergroundDailies (1976) llevó a cabo una incursión por el subsuelo neoyorquino, registrando la belleza fantasmagórica, un tanto decimonónica, de un mundo de arcos abovedados, tuberías y túneles bajo las calles de la ciudad, en el posterior vídeo Sous-sols de París (1977) hizo lo mismo en París, haciendo de flâneur contemporáneo subterráneo,emulando a su vez al de Charles Baudelaire,adentrándose con libertad por el entramado de túneles, pasadizos y criptas, en una mezcla de infraestructuras modernas y medievales, entre osarios de iglesias repletos de calaveras.

En 1976, Batan Matta-Clark, hermano gemelo de Gordon, fue a visitarle a su loft después de haber pasado un tiempo ingresado en una institución mental. Gordon salió a hacer unas compras y al volver se encontró a su hermano muerto tras haberse precipitado desde la ventana del sexto piso.

Un año después, en junio de 1977, aprovechando su estancia en París para realizar Sous-sols de París, Matta-Clark rindió un homenaje a su hermano Batan con la pieza Rendez-vous, Sous-sol (DescendingStepsfor Batan),una performance ritual celebrada en la Galería Yvon Lambert que consistía en ir cavando cada día un pozo con escalones en el sótano de la galería durante el tiempo que duró la exposición. La gravedad del duelo se mezcla aquí con la gravedad física de la caída de su hermano desde la planta sexta de su loft neoyorquino, todo ello para construir un hueco bajo tierra para su hermano gemelo en un lugar que no pertenece a nadie.

Un año después, en 1978, Matta-Clark murió de un cáncer de páncreas a los 35 años de edad.

---------------------------------índice-----------------------------