A través de lo vernáculo

Roger Rodríguez-Revenga Bodí, Barcelona.





“ Este libro (Los Jardines Encantados) fue para nosotros una especie de desahogo, porque nos encontramos con que lo principal de la arquitectura no era seguir ninguna escuela, ni seguir ningún tipo de estatuto como lo imponía La Bauhaus, Le Corbusier y los demás, de tal modo que para nosotros todo era una especie de Torre de Babel. Entonces, nos llega ese libro y nos hace sentir algo que para nosotros fue capital y que le debemos muchísimo a Luis: lo que vale de la arquitectura no es más que la forma sustancial del espacio, si no el sentido que tiene la armonía de la vida o de aquel trozo de vida que se desarrolla en aquel espacio, y que eso tiene que estar completamente empapado de poesía; saber eso fue para nosotros una especie de tabla de salvación.”

DÍAZ MORALES, I., Luis Barragán visita la Alhambra, en AQ Arquitectura Andalucía Oriental, nº 7,1991, pág. 14

Cuando Luis Barragán realiza un viaje en 1924-1926 por Francia y España se queda sorprendido por la visita a la Alhambra de Granada y el descubrimiento de la obra de Ferdinand Bac. El libro Jardins Enchantés reúne una serie de dibujos de rincones de jardines de influencia sur Europea y Norte Africana, acompañados de unos textos con descripciones poéticas, éste libro dejará una huella clara en la llamada “escuela tapatía”.

En 1931 Barragán volvió a Europa y tuvo la ocasión de conocer a Bac en su jardín de Les Colombières, la visita le desencantó “Bac hizo cosas muy bellas, pero sin armonía con el espíritu de hoy”, no son de extrañar estas declaraciones ya que días ante Barragán había tenido la oportunidad de conocer a Le Corbusier y visitar algunas de su obras entre ellas la villa Saboya.

Luis Barragán a lo largo de su carrera tuvo la habilidad de encontrar un equilibrio entre la condensación de un pasado histórico y las tendencias contemporáneas aportando mediante un lenguaje abstracto y moderno una arquitectura honesta y sensible.

La arquitectura popular es una forma de transmisión de conocimiento y saberla leer solo puede que enriquecernos.

“Lo cercano nos ofrece una cantera inagotable de ejemplos exitosos. Exitosos porque forman parte del mundo de lo real, y han surgido de la utilización de los recursos disponibles hasta alcanzar unas soluciones tan factibles, que de hecho han llegado a producirse. Contemplar..., y entender. Y al final, descifrar en cada uno de nosotros el fermento para la necesaria innovación.”

ANTONIO JIMÉNEZ TORRECILLAS, El viaje de vuelta, El encuentro de la contemporaneidad a través de lo vernáculo, Tesis Doctoral, pág. 183

La arquitectura contemporánea no se hace ningún favor si pretende partir de cero o borrar todo el pasado con afán de innovación. No hay que prescindir de la innovación pero tampoco de la tradición no por una cuestión de fe o añoranza sino simplemente porque si ha perdurado es que las estrategias han funcionado. Tradición e innovación no son conceptos reñidos entre si sino más bien complementarios.

“Esto ya se puede comprobar. Cuando Herzog y De Meuron solicitan la colaboración de Ai Wei Wei, el joven Oteíza chino, para el concurso del Estadio Nacional de Pekín 2008, el escultor les muestra un cesto de mimbre elaborado a la usanza campesina”

ANTONIO JIMÉNEZ TORRECILLAS, El viaje de vuelta, El encuentro de la contemporaneidad a través de lo vernáculo, Tesis Doctoral, pág. 14

Como profesor (y buen conocedor de la obra de Barragán) Antonio Jiménez Torrecillas ha sabido transmitir a una nueva generación de arquitectos el valor de lo tradicional sin renunciar a lo contemporáneo ni a la innovación. Como en la arquitectura popular estos conceptos se van transmitiendo generación a generación y con esta perspectiva la arquitectura ya no tiene pasado ni futuro sino más bien todo a la vez.

“Los palacios árabes también, pueden tener quinientos, seiscientos, setecientos años, su arquitectura no tiene época; no puede clasificarse, no puede etiquetarse y esto es lo que me interesa muchísimo, que la arquitectura pierda su época para hacerte vivir, que no te sitúe ni te encajone, que no quedes confinado al momento en que estás viviendo, sino que vivas también el pasado, y en eso dos tiempo puedas también vivir el futuro”

Luis Barragán

---------------------------------índice--------------------------------